Sifarcal-Uscal

BIENVENIDOS

El Sindicato de Farmacéuticos de Castilla y León (SiFarCal) en un sindicato sin adscripción ideológica alguna. El único fin que nos mueve es la mejora de las condiciones laborales de los farmacéuticos al servicio de la Administración de Castilla y León.

HISTORIA DEL SINDICATO

El Sindicato de Farmacéuticos de Castilla y León (SIFARCAL), se creó en 1989, con una implantación regional, en defensa de los intereses de los farmacéuticos que trabajan para la Administración de Castilla y León.

WEB DE NUESTRO SINDICATO

Su actualización era un compromiso de la actual Junta Directiva, para poder expresar nuestras inquietudes y estar más cerca de nuestros afiliados, teniendo aquí un punto de contacto para comentar los problemas e inquietudes profesionales.

Esperamos poder teneros informados de todas aquellos eventos de interés, así como de los cambios legislativos que nos afecten.

Hemos creado una zona de afiliados donde, entre otras cosas, estamos trabajando para colocar la legislación que necesitamos en nuestras actividades diarias, con el fin de que podamos acceder a ella con unos pocos clicks.

Para acceder a la zona de afiliados enviadnos un correo a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. con vuestro nombre, apellidos, DNI y un correo electrónico para enviaros los datos de acceso.

El Sindicato de Farmacéuticos de Castilla y León, integrado en USCAL, continuará defendiendo los derechos profesionales de los farmacéuticos al servicio de la Administración, como lo hemos hecho desde 1989.

Un saludo y bienvenidos a SiFarCal.

El Sindicato de Farmacéuticos de Castilla y León (SIFARCAL), se creó en 1989, con una implantación regional, en defensa de los intereses de los farmacéuticos que trabajan para la Administración de Castilla y León.

Como consecuencia de la promulgación de la Ley de Libertad Sindical (Ley 11/1985) y la Ley de los Órganos de Representación de los trabajadores de la Administración Pública (Ley 9/1987), los farmacéuticos titulares se vieron obligados a constituirse en sindicato para poder realizar la defensa de sus derechos laborales, ante la Administración Pública.

Todos somos conscientes de la importante labor desempeñada por los Farmacéuticos Titulares como agentes de Salud Pública en el marco de lo que actualmente podemos asimilar al concepto de Atención Primaria.

Muchos compañeros, con su abnegada labor principalmente en el mundo rural, han contribuido a consolidar la imagen del farmacéutico. No sólo como responsable de la elaboración y dispensación de medicamento y remedios en su botica, sino también prestando sus conocimientos a la comunidad.